Blog

Parejas homosexuales e impuestos

El 21 de mayo de 2015, la Sala 3ª del Tribunal Supremo, que resuelve recursos de casación en procedimientos contencioso administrativos, planteó al Tribunal Constitucional que se pronunciara sobre si el artículo de la Ley del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que prevé reducciones fiscales para “cónyuges” contradice el derecho constitucional a la igualdad en relación a parejas homosexuales que no pudieron casarse al haber fallecido uno de ellos antes de la entrada en vigor de la Ley 13/2005 de 1 de julio que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. El Tribunal Supremo entiende que la bonificación fiscal debe aplicarse también a las parejas homosexuales y por eso deja en suspenso la resolución del recurso de casación mientras el Tribunal Constitucional no se pronuncie al respecto.

El recurso de casación lo promovió una mujer que resultó heredera universal y única de su pareja, otra mujer, con la que convivía sin poder contraer matrimonio al haber fallecido en el año 2001, antes de la Ley que les hubiera permitido casarse. El caso es que la heredera al formalizar el impuesto de sucesiones se aplicó los beneficios fiscales que entendió que le correspondían pero Hacienda no se lo consintió y le giró una liquidación complementaria de más de un millón de euros y le impuso una sanción de otros cinco mil quinientos.

El Tribunal Supremo se planteó si era razonable considerar “extraño” a la pareja homosexual de la fallecida para determinar la deuda tributaria que en caso de haber podido casarse sería menor a la mitad. El Fiscal, el Abogado del Estado y la Comunidad Autónoma del lugar en el que residía la pareja se niegan a que se le aplique la bonificación fiscal basándose en una sentencia del Tribunal Constitucional del año pasado que negó pensión de viudedad a persona homosexual tras la muerte de su pareja. Sin embargo, el Tribunal Supremo tiene dudas de que se puedan aplicar los mismos criterios del régimen de prestaciones de la Seguridad Social al régimen de cuantificaciones fiscales para determinar las deudas tributarias.

En mi opinión, la solución que el Tribunal Constitucional le dé a esta cuestión será decisiva para demostrar si las políticas emprendidas por el PSOE que llevaron a regular los derechos del colectivo LGBT son realmente efectivos o no. A diferencia de lo que ocurre con las parejas de hecho heterosexuales, los homosexuales no podían contraer matrimonio entre sí hasta la entrada en vigor de la Ley 13/2005 y por tanto es de justicia plantearse por qué no han de ser de aplicación para ellos los efectos que se derivan de su condición de “cónyuges” imposibilitados de contraer matrimonio y, en consecuencia, a tener derecho a percibir pensión de viudedad y beneficiarse de ventajas fiscales.